El dinero siempre ha sido un arma de doble filo

Muchas personas que poseen de éste bien que nos hace llevar una vida más tranquila y cómoda, hasta el punto en el cual podemos perder nuestros valores y dejar de darle importancia a cosas que la van a necesitar siempre y que son básicas, intrínsecas a un buen citadino que vive en la sociedad. El poder de la comodidad es una responsabilidad grande por lo tanto también puede traernos problemas grandes.

El veneno de ser rico

Los adecuados términos para explicar este determinado fenómeno donde las personas pierden parte de su personalidad por querer estar pintado de la era, de la época, la moda. Sumidos en un mundo fantástico donde el esfuerzo no existe, de alguna manera son excluidos de la mayoría de las clases sociales existentes y pasan a convertirse en algún tipo de deidad falsa el cual tiene más derecho que cualquier otra persona. No es natural entender que por tener más poder y potestad debamos separarnos de las reglas que exige la sociedad.

Evidentemente este es un tema que ha sido discutido en el transcurso de las últimas décadas, donde la sociedad que realmente existía y estaba en los periódicos, televisión, películas, eran estas personas con tanto dinero que podrían acabar con el hambre del mundo si sólo colaboraran poco menos de la mitad. Aun así, estamos en un planeta donde nos quejamos de la solución cuando el único problema somos nosotros solos, los egoístas, los desapegados.

Sin embargo, las personas que tampoco tienen dinero pueden resultar tener el mismo tipo de actitud que los antes mencionados. El dinero otorgar un tipo de poder adquisitivo pero realmente el factor más importante es en el cual donde la persona asume conscientemente que tiene poder, de resto lo demás es mentalización que estas personas suelen sufrir y resultan convirtiéndose en algo malo.

Comments are Closed

© 2017: El Dinero es Deuda | Awesome Theme by: D5 Creation | Powered by: WordPress