Cómo sabes si eres o no adicto a trabajar

Está bien trabajar por cumplir tus sueños, pero como toda adicción, ser adicto al trabajo no es nada sano ni recomendable. Esto no sólo puede afectar tu salud, sino tus relaciones personales y tus emociones. Así que debes determinar y aceptar si tienes una adicción al trabajo, para intentar controlarlo y así mejorar.

¿Eres adicto al trabajo? ¡Contrólate!

Los síntomas más comunes de una persona adicta al trabajo es sufrir de estrés, ansiedad, desorden del sueño y alimenticio e incluso de identidad. El estrés se debe a que las responsabilidades son muchas debido a la cantidad de trabajo, la ansiedad le hace pensar que no logrará terminar a tiempo, trabaja tanto que duerme pocas horas y come a deshora.

 

Es normal sufrir de este problema, sobre todo si se vive en una ciudad. Puedes conocer a alguien, tener un amigo o sufrir este problema tu mismo. Si es tu caso, entonces debes empezar a pensar cómo solucionarlo. Esta adicción puede tenerla un trabajador o emprendedor de cualquier clase social. Suelen trabajar durante largos períodos de tiempo, al igual que en horarios poco comunes (como el de la cena).

Comúnmente, este problema se puede deber a motivos similares: falta de confianza, problemas de identidad empresarial, sensación de satisfacción al trabajar, utilizar el trabajo como medio de distracción de problemas, entre otros.

 Para solucionar el problema, lo principal es establecer una rutina de trabajo. En ella debes colocar las tareas más importantes por prioridad, así sabrás qué es lo primero que debes hacer al empezar el día. Por último, no trabajar en horarios que no correspondan y disfrutar de otros placeres de la vida como ver televisión con la familia o una película.

Comments are Closed

© 2017: El Dinero es Deuda | Awesome Theme by: D5 Creation | Powered by: WordPress